Navalguijo (1.230 m) -----------------La covacha (2.399 m)
Duracion Estimada: 4 horas y 50 minutos
   

    A Navalguijo se llega desde Barco de Ávila, tomando la carretera local que nace en La ermita del caño, al lado del puente medieval. Se pasa antes por los pueblos de Navatelares, Tormellas y Navalonguilla. En Navalonguilla hay un cruce señalizado que indica la continuación hasta Navalguijo. En Navalguijo termina la carretera. Es un pueblo pequeño con algunas viejas casas de Piedra muy atractivas. Debemos aparcar a la entrada del Pueblo.
     Iniciamos el recorrido atravesando el pueblo de norte a sur por su calle principal. El final de la calle enlaza con una pista de tierra a a la diestra una fuente y un lavadero antiguo, donde aún se puede ver, en verano, a algunas mujeres dando un restregón a la ropa. Desde aquí la pista desciende un poco, entre vallas de prados con robles robustos, hasta pasar por el puente de Arguijo, de cemento y con pretil metálico. Después se comienza a subir ligeramente, y aparecen una pista a la izquierda y otra a la derecha. Nosotros continuamos de frente, por la del centro, a buscar la parte baja del pinar que tenemos a la vista, Y donde la pista se convierte en sendero.

     Desde el pinar, tras admirar al Norte y al Este una hermosa frondosidad de robles, iniciarnos un leve descenso y cruzamos un arroyuelo. A partir de ahora comenzamos a subir entre brezos y nos vamos aproximando al cauce de la garganta de los Caballeros, anunciado por el arrullo permanente del agua.
     A la media hora el sendero marcha ya completamene paralelo al lecho del río, aunque en un plano más alto. Levantando la mirada, avistamos al Sur los picos del Cancho y el risco de la Manzanilla. A poco se desemboca en una gran pradera conocida como prado Majaltero. Superado éste, la senda se torna más pedregosa para llegar al Chorrero del Lanchón (1 h y 15 min. de marcha). Bello rincón de grises paredes escarpadas, por donde se despeña un inverosímil y larguísimo chorro de agua impoluta, que pertenece a, arroyo del Horco de Abajo.
     Proseguimos. El camino serpea, mejora y a la vez se vuelve más empinado. Además, va virando a la diestra siempre cercano
     al cauce y poco a poco nos adentra en un estrechamiento. Es la zona conocida como el Torozo. Lugar al que tienen mucha querencia las cabras rnonteses y donde anida el avión roquero. Según vamos remontando este bello paraje, las estruendosas aguas de la garganta se rebalsan en múltiples remansos cristalinos que roban los ojos al caminante. A la par, el sendero se abre paso entre un sin fin de piedras derrumbadas, y se endurece hasta llegar al arro­yuelo del Zauce, al que cruza. A partir de aquí se vira a la izquierda y nos conduce a una explanada a la que se conoce con el nombre de las las LLanaíllas, donde hay una doble caseta refugio. Detrás de es­ta, algo distante, se descuelga una cascadita, cuya agua proviene de la garganta del Horco de Arriba. Al Este, abedules dispersos en la ladera. Unas dos horas de marcha.
     Continuando vemos como, a la izquierda, el agua de la gargan­ta se oculta en un frío y oscuro cañón. Por la ladera del naciente baja impetuosa hacia el cañón una chorrera; a su vera, impasibles, varios abedules y un tejo. El camino pronto comienza a ascender, pasa por debajo de un picacho, y luego marcha por la parte alta dejando a un lado algunas casetas derruidas. Casetas que servían de apoyo para la antigua explotación de una mina de blenda, que hubo en el interior del cañón. La blenda es el mineral ue se extrae el cinc. Por esta circunstancia esta zona es conocida como La Mina.
     Una vez sobrepasada La Mina, el sendero cruza la garganta y deja a la izquierda, en una pradera, una fuente. Avanza remontando en paralelo el cauce, que ahora cae a nuestra diestra, para en­ un rellano una majada y un refugio en regular estado (dos horas y 50 min. de marcha). Los picos que aparecen a mano izquierda son los Riscos Morenos. Al fondo ya se ven el Juraco y, a su izquierda, la Covacha (aunque en realidad la cumbre de la Covacha no se ve, pues está detrás).
     Poco después de la majada se nos aparece una barrera granítica, y el camino nos mete hacia la derecha, entre piornos y piedras, a cruzar otra vez el agua de la garganta. Se sigue un breve trecho en paralelo a un arroyuelo, afluente del río principal, y se busca por detrás del promontorio (virando a la siniestra) un colladito que nos permite salvar el escollo, cómodamente, por zona herbosa. Luego se gira a la diestra y superando una zona intrincada cerca del cauce primario, llegamos a una extensa pradera.
     Se continúa remontando, dirección Oeste,. por esta pradrera, que parece no tener fin, hasta que aparecen varios regatos y algunos piornos, cerca ya de la laguna. En los bordes de los regatos abunda el cardo blanco (Eryngium bourgatfi). Se llega a la laguna de los Caballeros a las cuatro horas de marcha aproximadamente. El paraje es muy bello. En la laguna, redonda y hermosa, jugetean los mirlos acuáticos.
     Levantando la vista al frente, desde el desagüe de la laguna, tenemos el pico del Juraco presidiendo el circo, y a su zquierda la Covacha cuya cumbre como ya dijimos no se ve. A la derecha, al Noroeste, la Portilla Honda, que da acceso a la laguna de Barco. Y a la siniestra, al Suroeste, la Portilla de la Cruceta.
     Para los amantes de las alturas, vamos a indicar el ascenso a la Covacha, que con sus 2.339 m es el pico más alto le toda esta zona. Se comienza, desde el desagüe, a bordear la lajuna por la izquierda, y rápido empezamos a subir por sendere levemente marcado, faldeando por encima de unos piornos. Luego en continuo zigzagueo salvamos un fuerte desnivel, hasta alcanzar la Portilla de La Cruceta. Continuamos por la cuerda, direccion Oeste, hacia el fondo de la "v" que forman el Juraco y La Covacha, para luego desviarnos hacia la izquierda y en un último esfuerzo llegar a la cima de esta última en unos cincuenta minutos desde la laguna. Espléndidas vistas ya descritas en el ascenso a la Azagaya, que es el pico contiguo hacia el poniente.

Volver al principio de la pagina



Ir a la Pagina Anterior