-Hoya Moros.-



    Esta es una excursión muy asequible porque el desniveles pequeño ya que se parte de la plataforma de El Travieso, a 1.855 metros (es posible que en inviernola nieve tape la carretera mucho antes). Ganando altura por un buen sendero llegamos a la fuente de El Travieso en donde giraremos a nuestra izquierda para entrar rápidamente en Hoya Mayor, erróneamente denominada en los últimos años Los Canalizos (su verdadera toponimia ya era recogida por los geólogos de comienzos de siglo XX y lo confirman los actuales mapas del I.G.N). Subiremos por el interior de la hoya Cuerda del Calvitero. Una vez en ella basta con seguir hacia el suroeste.
Bejar desde la Sierra

    La primera elevación que salvamos, y que tiene una hornacina con una virgen, es conocidacomo El Calvitero por los lugareños y montañeros de la zona, pero los mapas del I.G.N. y el S.G.E. solo señalan una cota y llaman Calvitero a lo que la voz popular llama Torreón.
La toponimia popular parece mas lógica, pues esta última cumbre tiene una gran plataforma de piedra con una señal geodésica. Ajenos a esta polémica seguimos por la cuerda hasta encontrarnos de frente con el bonito Canchal de la Ceja, de 2.428 metros, la cumbre de mayor altura de la sierra. No es preciso subir a su cima pues nuestro objetivo, Hoya Moros, está hacia el noroeste bajando por unas pendientes suaves. Esta hoya es un circo glaciar donde hay un par de pequeñas lagunillas llamadas Charcas de Venerofrio. Es un lugar de gran belleza, cerrado por varias cumbres muy esbeltas como la Cumbre de Talamanca, Los Hermanitos y el ubicuo Calvitero. A todos ellos se puede subir fácilmente con un poco más de tiempo y energia. El regreso se hace por el mismo itinerario.


    Punto de Partida: El travieso, a 4,5 Km de Candelario y 12 de Béjar
    Dificultad: media baja.
    Desnivel: unos 550 metros si partimos desde la plataforma El Travieso
    Horario: 6 h ida y vuelta
    Observaciones: la bajade de la olla no tiene un sendero definido pero unos hitos de piedra sirven de referencia. En invierno es una travesía de esquí muy recomendable, sobre todo si se combina con el descenso a las lagunas de El Trampal. En el fondo de Hoya Moros hay un vivac muy amplio formado por dos grandes rocas.


Volver al principio de la pagina



Ir a la Pagina Anterior